Paletización: Aprende a mover los palets con total seguridad

En uno de nuestros artículos anteriores, ¿qué es la paletización? explicamos con detalle de qué trata esta práctica y hablábamos sobre las ventajas y desventajas del uso de esta. Para los que no lo sepan, la paletización trata de almacenar mercancías con la ayuda de palets, independientemente del tipo de palet, con el fin de conseguir que su transporte o almacenaje se haga como una única unidad. En este artículo vamos a ver algunos trucos y consejos para mover los palets con total seguridad.

Trucos para mover los palets con seguridad

Una correcta paletización de los palets de madera, o de cualquier palet, es fundamental para evitar posibles caídas de la mercancía durante la carga y descarga. Para ello hay que tener muy en cuenta el apilado de las cajas de cartón sobre estos palets ya que estas serán las encargadas de garantizar la estabilidad del conjunto (más adelante veremos cómo llevarlo a cabo).

Para transportar palets de forma favorable, ya sea cargados o sin mercancía, se hace uso de la normalización de contenedores y palets ya que esto supondrá una ventaja para favorecer la forma en la que se establecen las unidades de carga, aprovechando el máximo espacio disponible.

Debido a esto, la tendencia de cualquier fabricante y transportista de mercancías es la de fabricar cajas de cartón que se adapten a las medidas del palet europeo, es decir que sean submúltiplos de 1.200 x 800 mm. De esta manera se obtendrá el mayor aprovechamiento de la superficie de los palets.

Cómo apilar la mercancía

A continuación vamos a ver dos formas de cargar cajas sobre palets:

  • Cajas apiladas:  El primero de los métodos que vemos es el más básico, el de las cajas apiladas una encima de la otra, para ello la medida utilizada para las cajas será la de 400 x 300 mm. En este caso y por la seguridad de la mercancía será imprescindible retractilar el conjunto con un film de plástico.

cajas apiladas

  • Cajas entrelazadas: El segundo ejemplo que vemos trata de cargar palets con cajas entrelazadas. En este caso las cajas son de 400 x 200 mm. Este planteamiento es más estable que el anterior, ya que las cajas están colocadas entrelazadas y los pesos se reparten. Si utilizas este método, en este caso,  es aconsejable que flejes el conjunto con plástico.

cajas entrelazadas

Ambos tamaños son submúltiplos de 1.200 y 800 mm, por lo que el aprovechamiento es máximo.

¿Qué pasa si los palets se desploman?

A pesar del retractilado de la mercancía, los desplomes son muy frecuentes en el transporte y manipulación de los palets debido, en gran parte, al movimiento. Esto produce consecuencias tales como el aumento de las dimensiones, en la parte superior, de cada unidad de carga. A continuación os mostramos algunos de los casos más frecuentes comparándolos con un palet bien formado.

Desplome de los palets

Otros problemas de apilamiento

Si en lugar de utilizar cajas múltiplos del palet empleado utilizamos cajas con otras medidas, el apilamiento de estas cajas puede ocasionar dos posibles situaciones:

  • Perder capacidad de almacenamiento sobre el palet.
  • Aumento de las medidas de las cajas sobre las del palet. En este caso se han de diseñar las ubicaciones con un espacio más amplio.

Tipo de maquinaria utilizada

Una vez que tenemos claro cómo realizar el apilamiento y posterior carga de los palets. Vamos a ver el tipo de maquinaria que existe para mover los palets con la máxima seguridad y evitar, en medida de lo posible, cualquier desplome.

Carretilla elevadora contrapesada

Estas carretillas tienen un gran contrapeso en su parte posterior. Gracias a esto podemos compensar la fuerza necesaria mientras se realiza el procedimiento evitando así que el vehículo pierda el equilibrio y se desplome. Estas carretillas están diseñadas para aguantar pesos desde 1 hasta 60 toneladas por carga, pudiendo alcanzar una altura de hasta 7 metros.

Estas máquinas pueden ser eléctricas o térmicas, en función de si trabajan a través de un sistema eléctrico o por combustión interna.

Carretilla retráctil

Estas carretillas son eléctricas y su principal función es la de trasladar los palets en, por ejemplo, espacios pequeños como el pasillo de un almacén. Gracias a su mecanismo se puede maniobrar de manera más ágil y con un mayor rendimiento en comparación con las carretillas contrapesadas. Estas carretillas pueden alcanzar alturas de hasta 13 metros y soportan un peso de 2500 kg, en función del modelo elegido.

Apiladores

Los apiladores también llamadas carretillas de carga trilateral o bilateral, se utilizan principalmente en almacenes o supermercados para poder cargar y descargar cargas paletizadas de hasta 14 metros sin problemas. Estas son compactas, livianas y flexibles, si lo comparamos con los otros dos modelos de carretillas que hemos visto.

Transpaleta

Este tipo de máquina está pensado para levantar palets más simples. Esta se diferencia de las anteriores en que puede levantar palets del suelo y transportarlos a otro lugar pero no permite elevarlos a una altura mayor.

  • Transpaleta manual: no cuentan con motor. Estas son las que puedes ver en supermercados u otros grandes establecimientos para reponer la mercancía en las estanterías. Se maniobra estando de pie empujando o tirando de ella.
  • Transpaleta eléctrica: similares a las manuales pero con un sistema eléctrico a motor que levanta los palets y los moviliza de un lugar a otro. Se maniobra estando de pie pero a través de un sistema de mando.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Son muchas las ventajas que ofrecen todas estas máquinas, a la hora de elegir una de ella deberás tener en cuenta el tipo de trabajo que vayas a realizar.

2021-04-21T12:39:24+00:00 BLOG|